Regresar

´Doña Gloria´ trabaja en Indervalle con el poder de su sonrisa y el amor por lo que hace

Hablar de “Doña Gloria” en Indervalle es referirse de entrada a una persona con una gran carga de amabilidad, alegría, entusiasmo y buena energía. Así es Gloria Inés Navarro Sánchez, una mujer de 63 años que trabaja en la entidad desde el 2 de enero del 2016, momento en que llegó a cumplir con su labor de servicios generales en el área de gerencia.

Ese espacio más la transitada cocina en la entidad, son lugares sagrados para Gloria, pues cada día se levanta a vivir sus jornadas laborales con la bendición y agradecimiento a Dios por contar con sus distintas ocupaciones.

El don de servir la caracteriza, algo que, con la mezcla de su imponente personalidad, la han convertido en una de las más queridas por las oficinas y pasillos de Indervalle.

Para Gloria no existe algo más importante en su mundo que su familia, la cual ha construido al lado de su esposo Dagoberto Triviño con quien lleva 46 años de casados, teniendo como clave principal el respeto, la confianza, el amor y la comunicación.

Sus tres hijas: Diana Mileidy, Zully Andrea y Valeria, son sus tesoros más preciados, así como sus 4 nietas y 2 bisnietos, con quienes comparte en su mayoría tras sus rutinas diarias, o en los fines de semana.

Lo único que a veces la baja de nota es no poder tener cerca a su hija mayor Diana, quien desde hace 8 años se fue a vivir a los Estados Unidos, y es ese corazón de mamá y amor incondicional, quien siempre la hace extrañarla.

Antes de llegar a Indervalle Gloria trabajó en empresas como Colgate-Palmolive, Gillette, algunos laboratorios, pero también vendiendo ropa por catálogos, todo ello con la premisa de disfrutar lo que realiza al máximo.

En sus ojos se delata el inmenso amor por Dagoberto, de quien cuenta quedó enganchada desde el primer día, aquella vez que cruzaron por primera vez una mirada y una palabra, en el barrio Santa Mónica Popular de Cali.

Posterior a ello, han crecido como pareja: “Compramos nuestra casita en Los Guayacanes, en donde vivimos con mi hija menor, allí “mi viejo” y yo somos muy felices, a veces salimos a tomarnos unos tragos y recordamos todo lo bonito que nos ha pasado” cuenta Gloria mientras mantiene una gran sonrisa en su rostro.

En Indervalle trabaja en equipo con sus compañeros, consiente a diario al gerente Carlos Felipe López con sus infaltables vasos de agua y sus antojos, atiende a sus “chicas de Gerencia” como ella las menciona y fortalece lazos de amistad con personas como Bertilda Sanabria, a quien describe como su mejor amiga y confidente en su trabajo.

Mientras atiende personal y sigue sonriendo, Gloria espera con ansias que llegué el 29 de junio, fecha en la cual planeó un viaje con su esposo para celebrar un nuevo año juntos, un día más de unión y de seguir construyendo una gran familia. Será la primera vez se monten a un avión, pero vivirán esta experiencia felices y unidos por un amor único.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.